ópalos


El Ópalo "Piedra Kármica"


Su nombre proviene del sánscrito, “Upala”, o del griego, “Opallios”. La primera significa piedra preciosa, mientras la segunda expresa cambio de color.

Ópalo, por definición, es el dióxido de sílice hidratada, siempre conteniendo de tres a treinta por ciento de agua. Esa característica y su relativa suavidad, significa que los ópalos requieren un cuidado especial.

Plinio, autor romano famoso, llamó ópalo una piedra preciosa que combina las mejores características posibles de los más bellos de las piedras preciosas: el lindo brillo Almandino, el púrpura brillante de Amatista, el amarillo dorado de Topacio, y el azul profundo del Zafiro " así que todos los colores brillan y destellan juntos en una bella combinación ".

Propiedades

Dureza de 5,5 a 6,5 (escala de Mohs) con fractura astillosa y concoide, es frágil. No tiene exfoliación.

El ópalo es un gel de sílice endurecido que generalmente contiene 5-10% de agua, y a diferencia de otras gemas puede eventualmente deshidratarse y agrietarse. Esa característica y su relativa suavidad, significa que los ópalos requieren de un cuidado especial. Si usted vive en un clima muy seco, o los guarda en una habitación deshumedecida, son necesarias algunas precauciones.

Manteniéndolos en una bolsa de plástico hermética, con un pedazo de algodón o tela húmeda, prevendría la deshidratación. Debido a su contenido de agua, los ópalos son también muy sensibles a los cambios bruscos de temperatura.

Por ser un poco suave, se rayan con facilidad. La solución es limpiar sus ópalos con un paño suave.

Puede ser transparente, translúcido u opaco, con un índice de refracción entre el 1,37 y el 1,47. Con un brillo vítreo, mate, céreo o graso. El ópalo común da un tono verdoso.

Tipos de ópalos:

  • Variedad noble: muestran destellos de color (irisdiscencia) dependiendo del ángulo de visión. Entre ellos se destacan:
    • Ópalo negro
    Con un fondo predominante oscuro y tonalidades diversas como el verde, el azul o el naranja. Es el más bello, raro y cotizado. Los mejores ejemplares pueden alcanzar precios muy elevados, muy por encima del resto.
  • Ópalo de fuego:

Con gamas de colores que van desde el amarillo hasta el rojo, pasando por el naranja, las piedras de mayor calidad son totalmente transparentes. Los yacimientos se encuentran sobretodo en México, aunque también se pueden encontrar en Brasil, Guatemala, Estados Unidos y Australia. Es muy apreciado y su precio es elevado

  • Ópalo Boulder

Originario de la región de Queensland, en Australia, contiene mineral de hierro, de ahí que sea más sólido que los demás ópalos y que sea más difícil tallarlos, tiene tonalidades azules y verdes. Son también muy apreciados y de precios elevados. Muy buscados por los diseñadores de joyas.

  • Ópalo Welo:

Descubiertos recientemente en Etiopía, posee un rango variado de colores sobre el cuerpo blanco traslucido de la piedra. Es una piedra porosa e hidrófana que puede absorber agua sin dañarse. Es más, cuando se sumerge en agua se torna completamente clara. El proceso es completamente reversible una vez se seca. Este es una característica muy valorada por los coleccionistas. Su precio también es elevado.

  • Variedad común:

Llamado también “potch”, a menudo es opaco y no muestra irisdiscencia. Su precio es mucho más asequible.


Leyendas

Se dice que el ópalo confiere energía tranquilizadora y armoniosa a personas con poder y responsabilidad.

Cuentan que trae justicia y funciona según las leyes de la causa y el efecto, por eso la llaman “piedra kármica”. El ópalo devuelve a su portador tanto las buenas como las malas energías que de él se desprenden, así le va enseñando una forma más positiva y sabia de actuar.

Para los orientales es una gema sagrada, símbolo de fidelidad, y si se recibe como regalo protege a su dueño en la salud y la fortuna.

Los romanos habían llevado ópalos durante siglos y lo consideraban como un símbolo de esperanza y pureza, mientras que para los primeros griegos encarnaba los poderes de predicción y profecía. Los árabes, mucho más imaginativos, pensaban que los ópalos habían caído del cielo en forma de destellos de relámpago, adquiriendo así su juego de colores único u “opalescencia”.

Según las leyendas de los aborígenes australianos, el creador llegó a la Tierra en un arco iris, con el fin de llevar el mensaje de paz a todos los seres humanos. Y en el mismo lugar, cuando su pie tocó el suelo, las piedras se revivieron y empezaron a destellar en todos los colores del arco iris. Ese fue el nacimiento de los ópalos.

Propiedades curativas y espirituales

Por siglos, la gente ha creído en el poder curativo del Ópalo. Se dice es capaz de resolver las depresiones y ayudar a su portador a encontrar el amor verdadero y real.

También se asegura que no hay nada mejor que un ópalo pasado por agua para atrapar al amor esquivo.

Es recomendable para los que necesitan serenidad.

Se dice de esta piedra que anula la honestidad.

Ayuda a ampliar la conciencia.

Incrementa la fuerza del pensamiento.

Indicado para el tratamiento de las afecciones de los ojos.

Asociaciones

Signo del Zodíaco: Libra.

Afinidad con los signos: Géminis, Cáncer, Acuario, Sagitario, Aries

Ver Accesorios con ópalo


Usamos cookies de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y obtener estadísticas anónimas. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más información